3659297837_46ee8c402a_o.jpg

El escudo y lema de la UASLP,

símbolos que enorgullecen a los universitarios

“Siempre autónoma, por mi patria educaré” es el lema que estudiantes, egresados, académicos, personal administrativo y demás integrantes de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí conocen e identifican como suyo.

 

Pero, ¿qué hay detrás de ese lema y del escudo que forman parte elemental de la identidad universitaria?

 

Comencemos por el escudo. Su historia se remonta hasta 1941, cuando el Consejo Directivo Universitario aprobó que se utilizara el escudo de armas de San Luis Potosí como distintivo de la UASLP y se le añadiera la leyenda “Universidad Autónoma de San Luis Potosí”.

 

Julio López Bandín fue el encargado de decidir cómo se integrarían el escudo de armas y la leyenda en una sola imagen, lo que dio como resultado el primer escudo de la UASLP, el cual aún hoy se puede ver en la fachada de la Librería Universitaria, en la calle Álvaro Obregón.

 

En marzo de 1954 se consideró necesario contar con un lema y un nuevo escudo, para ello, la Federación Universitaria Potosina convocó mediante los medios de comunicación locales a un concurso y la frase “Siempre autónoma, por mi patria educaré” resultó ser la ganadora.

 

En cuanto al escudo, éste fue creado por Sidronio Rivera y presentado por primera vez en 1955. Además del escudo de armas de la ciudad de San Luis Potosí (compuesto por un campo dividido en colores azul y oro, así como dos lingotes de oro, dos de plata y la figura de San Luis Rey de Francia sobre el Cerro de San Pedro), se incluyó un libro abierto, todo ello rodeado por el lema universitario y por un águila real que simboliza la identidad mexicana. Además se incluyó en la parte inferior una cinta con el nombre de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

 

Tanto el escudo como el lema son un constante recordatorio de los valores de excelencia, grandeza, autonomía y orgullo universitario.