Captura de Pantalla 2022-05-16 a la(s) 10.23.58.png

Parque Juan H. Sánchez, en honor al ecologista

y primer rector de la UASLP

Rodeado por las avenidas Carranza, Carlos Canseco, Arboledas, Paseo de los Artistas y Pintores, justo frente a la Facultad de Medicina y a unos cuantos pasos de la Zona Universitaria Poniente, se encuentra uno de los más importantes pulmones de la capital potosina: El parque Juan H. Sánchez.

 

Fue en 1924 cuando el entonces encargado de Parques y Jardines, Federico Monjarás, promovió convertir un predio baldío en un área verde, con un corredor central que hoy en día es ocupado por deportistas, familias y hasta mascotas que buscan respirar aire puro.

 

En ese parque se encuentran diversas especies de aves, así como una gran variedad de árboles, desde ahuehuetes y pirules hasta eucaliptos y fresnos. Además, desde 1968 cuenta con un lago artificial y un área de columpios.

 

¿Y cuál es su relación con la Universidad Autónoma de San Luis Potosí?

 

El nombre original del parque fue Amado Nervo, pero durante su gestión como regidor capitalino y con el apoyo de compañeros rotarios, el exrector universitario Juan H. Sánchez fue un gran impulsor de la plantación de árboles, no solo en el citado parque, también en el panteón del Saucito y la avenida Carranza (en ésta última promovió la colocación de numerosas palmeras).

 

Por ello, las autoridades decidieron rebautizar el parque Amado Nervo como Juan H. Sánchez. Además, sus labores a favor de la reforestación lo llevaron a ser designado miembro honorario de la Sociedad Forestal Mexicana.

 

Y aunque hoy en día miles de potosinos conocen ese espacio como el parque de Morales, basta con ver la fuente ubicada en la entrada del espacio recreativo, con el nombre de Juan H. Sánchez labrado en cantera, para recordar la gran contribución del exrector universitario en a la construcción de un mejor San Luis Potosí.